La cocina dinámica en el buffet de hotel para sorprender cada día a la clientela.

3105
0
Compartir:
buffet-clientes-raros-710

plantilla_expertos_seccion-josep-more

En un mundo tan cambiante como el que estamos viviendo ser estático es sinónimo de ir cuesta abajo. Lo apasionante de este momento es que nos obliga a ser proactivos y dejar de lado la reactividad, o sea, reaccionar cuando en muchos casos ya se ha perdido el paso. En el buffet de hotel ocurre lo mismo. Tienes que ser dinámico para satisfacer al cliente, diría que muy dinámico.

La cocina dinámica es la que seduce por la acción, enamora por la conexión y deleita por la calidad de la misma. La clave es el movimiento.

Desde tiempos remotos en el buffet de hotel teníamos una zona de Show Cooking, eso es cocina en vivo (aunque en Ingles suena mejor). Lo normal era cocinar una carne y un pescado en las planchas. Parecía que era lo más. Seguramente lo era en aquel momento.

Hoy te aseguro, que con esa propuesta gastronómica poco vas a conseguir.

Con el paso del tiempo el Show Cooking se fue mejorando añadiendo nuevas propuestas gastronómicas elaboradas al momento. Pizzas, woks, pastas, arroces, etc. También se fue pervirtiendo en pos del ahorro de costes. Siendo, actualmente una papeleta por resolver. La verdad es que se está consiguiendo en bastantes establecimientos, aunque aún queda mucho por recorrer.

Lo que te propongo como Cocina Dinámica es el de dar un paso más y llevar la cocina afuera, al terreno de juego. Por favor, deja atrás lejos paradigmas que te llevaran a más de lo mismo. Una estrategia de éxito viene derivada del conocimiento de las necesidades del cliente. Sin eso no importa cuántas vueltas le des.

Entre otras,  las necesidades del cliente de hoy en el buffet de hotel pasan, entre otros, por estos 3 puntos:

1-  Ser sorprendido

Si el cliente está esperando un lineal con bandejas llenas de comida, sorpréndele cocinando para el, personalizando su plato. Muévete y elabora ensaladas, emplata postres, corta el fiambre del desayuno, etc.

Cocina Dinámica = Cambia los montajes a diario

2 – Sentirse persona

Conecta con el cliente a través del equipo. Equipo que tiene que estar preparado y entrenado para este nuevo movimiento. No vale una sonrisa, aunque super importante, hoy ya no es suficiente. Habla con el, pídele sus preferencias, dale un buenos días con buen humor, estate atento así plato a su mesa Acércate a él. ¿No te agrada que te lo hagan a ti? Pues lo mismo. Haz que se sienta importante.

Cocina dinámica = Conexión constante con el cliente a través del equipo de cocina.

Lectura recomendada: Siete habilidades necesarias para un buen profesional de buffet.

3 – Comer bien

Por supuesto, al final, lo que quiere el cliente es comer. Ahí entra tu técnica culinaria, tus aprendizajes y tus ganas. Si piensas que estás dando rancho seguirás dando rancho. SI por el contrario estas convencido de que estas preparando manjares, eso conseguirás. Es tu decisión, la de nadie más. Sin ningún “es que…” por en medio.

Recuerda que comer es, en sí, un acto fisiológico, una necesidad. El cliente en tu hotel no tiene necesidad fisiológica sino emocional. Quiere comer algo que le deleite profundamente. La comida son recuerdos. Provócalos.

Cocina dinámica = Cocina delante del cliente, para él y no para un grupo impersonal.

Todos, tu incluido, buscamos la emoción de la sorpresa, en todos los aspectos de la vida. Imagínate la del cliente cuando entra a tu restaurante. Si no le sorprendes cada día poca satisfacción le vas a dar.

Si dinamizas tu buffet además de  sorprender al cliente,  tu equipo se divertirá, saldrá de malas rutinas y avanzará muy deprisa. Todo eso suma para conseguir mejor satisfacción del cliente.

Me gusta pensar que mis artículos no son un monologo, por lo que te invito a comentar lo que encuentres oportuno en esta misma pagina. También puede encontrarme en www.gastrotraining.es, en twitter @JosepMore y en instagram Josep More.

Muchas gracias.

Deja un comentario

comentarios

Compartir: