Buffeting: Marketing en el buffet de hotel

Compartir:
buffeting-interior

Marketing en el Buffet de Hotel, ¿de qué me estás hablando?

Pues, hablo de atraer, sencillamente de vender. Vender con mayúsculas. En el buffet de hotel del siglo XXI, no te queda otra que vender tus productos. Para ello debes utilizar las técnicas que utilizan los que saben mucho de esto.

A esto en concreto, yo le llamo Buffeting. Además, es una palabra que me encanta. Tiene una sonoridad muy bonita.

La dificultad está en que nadie nos ha enseñado nada de esta materia.  A lo más que se ha llegado es a “poner lo más caro detrás” y “lo más económico delante”. No está mal… para empezar.

Cuando hablo de vender, más de uno piensa: “pero si aquí no cobramos nada, los clientes ya han pagado al entrar en el buffet”. Cierto. Cuando me refiero a vender, estoy hablando de que consuman lo que a nosotros nos interesa más y sabemos que les gusta … Ojo, no me refiero a manipular a nadie. Solo sugerir.

¿Qué prefieres que consuman, entrecotte o espaguetti? Lo ves más claro, ¿verdad?

Pastas, arroces, pizzas, farináceos, panes, etc. Lo que denomino “P.A.R. Platos de alto rendimiento”. Coste asequible, que gustan mucho y sacian bastante.

Por supuesto, tienes que cocinarlos muy bien. Sabrosos y apetecibles.

¿Qué es vender?

Vender, sencillamente, es satisfacer una necesidad.

Para vender, es necesario que demuestres un interés sincero hacia tu cliente, hacia sus necesidades.

En un Buffet de Hotel en el que el cliente sea “Británico, mayor de 60 años” no quieras “venderle” manitas de cerdo. Si haces eso demuestras muy poco interés por él.

¿Que es Marketing?

Entre otras, me gusta esta definición de Jerome McCarthy:

“Es la realización de las actividades que pueden ayudar a que una empresa consiga las metas que se ha propuesto, pudiendo anticiparse a los deseos de los consumidores y desarrollar productos o servicios aptos para el mercado”.

Según la American Marketing Asociation (A.M.A.), el marketing es una forma de organizar un conjunto de acciones y procesos a la hora de crear un producto “para crear, comunicar y entregar valor a los clientes, y para manejar las relaciones” y su finalidad es beneficiar a la organización satisfaciendo a los clientes.

Para adecuar el Marketing al Buffet de Hotel, primero debes saber qué quiere el cliente y, luego, como puedes hacerlo muy atractivo para que no tenga dudas en el momento de la verdad, ese momento en el que escoge entre múltiples variedades de elaboraciones.

Para conseguir “vender” estas elaboraciones, haz uso de las siguientes técnicas básicas de marketing:

1/ Cartelería muy atractiva.

2/ Clara y detallada identificación de todas las elaboraciones.

3/ Utilización de las palabras mágicas; Casero / del Chef / Artesano / Producto de temporada / de la Tierra / etc., en la cartelería.

4/ Espectáculos: Cocina en vivo. Espectáculos visuales.

5/ Recomendaciones verbales por parte del equipo gastronómico.

6/ Utilización de los mejores espacios del Buffet.

Todo se resume en un sistema. Los que me conocéis, ya sabes mi gusto por la utilización de sistemas/métodos que nos ayuden en nuestro trabajo.

En concreto, un método muy extendido en el mundo del marketing / ventas y que utilizo es el A.I.D.A. ( No, no es la chica de la tele).

A – Llama la ATENCIÓN ( Cartelería)

I – Crea INTERES (Algo sorprendente, show, visual, etc.)

D – Despierta el DESEO (Ummm, no puedo resistirme)

A – Empuja a la ACCION (Eso es para mí… Lo cojo )

 

Traza una estrategia con AIDA. Todo cambia.

Pasión por el Buffet de Hotel.

Josep Moré

Deja un comentario

comentarios

Compartir:

2 comments

Deja un comentario

logo_bdi_new

Suscríbete para recibir la newsletter semanal con las noticias de Barra de ideas

¡SUSCRÍBETE!