“Cada día se invierte más en diseño fotográfico”.

Compartir:
fotografia-gastronomica-710
Restaurante_Miceli_Chef_Marga_Coll

Restaurante Miceli.

Rodrigo Domínguez | Madrid

La explosión de la hostelería. Su crecimiento imparable durante los últimos años está trayendo también aparejado un mayor interés por parte de los propietarios, directores y chefs ejecutivos de los restaurantes por la imagen de sus propios negocios.

Uno de los pilares de la imagen que se quiere comunicar a los comensales es la fotografía. Fotografías de los platos, de las personas, del restaurante, del entorno… todo es importante para crear una comunicación coherente y atraer a la clientela.

Cristina Ortega es una fotógrafa joven que, con una carrera profesional de diseñadora gráfica, se está convirtiendo en una de las figuras de la fotografía en la hostelera isla de Mallorca. Con ella estuvimos hablando sobre cómo conseguir transmitir los valores de un restaurante a través del diseño fotográfico.

Cristina_Ortega

Cristina Ortega.

Si tuvieras que darnos una clave para hacer una fotografía, ¿cuál sería?

Lo principal es controlar la luz. Depende del producto que sea, pero la luz tiene que transmitir las cualidades del producto.

Apenas usas la foto cenital, ¿crees que la moda de este tipo de fotos se va a pasar?

Cuando haces una fotografía con vista cenital no puedes representar el volumen del producto que hay en el plato. Los platos planos no tienen vida. Ahora es una moda de la foto sobre todo con el móvil para recoger el plato entero con un fondo vistoso. Es más como representar una escena, pero no creo que eso represente bien el plato de un chef. Cuando entrego una sesión no suelo incluir fotografía cenital. Intento que se transmitan los colores, las texturas…

Creo que la vista que más atrae al consumidor es la vista de comensal. Además es como el chef lo ha preparado para que tú lo veas.

Plato2_Tumbet mallorquín

Tumbet mallorquín. Restaurante Miceli.

¿Deben ser iguales las fotos para la carta, la web o redes sociales?

No. Yo lo primero que pregunto a cualquier cliente cuando me contrata es para qué son las fotografías. Cada fotografía tiene un destino. Hay que pensarlo antes de hacerla. Aquí jugamos con la comunicación y el marketing. La imagen tiene que atraer de manera diferente. En la web siempre buscamos que sea más impactante y más atractivo.

¿Hay una nueva sensibilidad respecto al tema fotográfico en hostelería?

Ha cambiado mucho. En Mallorca si ibas a cualquier restaurante no le prestaban atención a la imagen de los platos. Era todo turismo, iban a vender en masa y las fotos eran un desastre. Ahora la cosa ha cambiado y se está cuidando más. Yo lo llamo diseño fotográfico, que es transmitir diseño a través de la fotografía. Los extranjeros, cuando no entienden algo, lo primero que hacen es mirar la imagen. Si las fotos de los platos son cutres no les va a apetecer entrar al local.

Sobre todo considero que no hay que engañar. En la parte de food styling nunca modifico la obra del chef.

Plato1_Tartar de tomate con sardinas marinadas

Tartar de tomate con sardinas marinadas. Restaurante Miceli.

Esto tiene mucho que ver con las expectativas del comensal…

Exacto. Luego el cliente se puede decepcionar o quejarse porque no es lo que ha visto exactamente en la fotografía. Hay que tener mucho cuidado con eso.

Plato3_Canelón de tomate _cor de bou_ con pulpo y aguacate

Canelón de tomate _cor de bou_ con pulpo y aguacate. Restaurante Miceli.

¿Sigues viendo muchas fotografías terribles?

Es muy habitual encontrarse con imágenes desastrosas. Yo en mi caso selecciono también a los clientes. Me interesa que valoren mi trabajo. Busco clientes de media o alta cocina y que saben lo que están haciendo y quieren que los clientes vean. Si haces un súper plato pero lo muestras mal, no tiene mucho sentido.

¿Se está cuidando la fotografía también en una cocina más popular?

Cada día se invierte más. Igual que se ha ido cambiando el diseño gráfico, ahora también hay muchos bares, hamburgueserías, vegetarianos, etc. que están cuidando mucho más la imagen y que también buscan fotografías acordes a sus negocios. Aprovechando el boom de la cocina en programas de televisión y demás, también se cuida más la imagen.

¿Por qué las fotos no debe hacerlas el cuñado/sobrino de turno?

Todo el mundo puede hacer fotografías. Yo publico el making off de cómo hago las sesiones. No me importa ser transparente. Puedes tener una cámara profesional, pero lo importante es la sensibilidad que tengas para hacer una fotografía. El equipo es fundamental, pero la composición, el diseño, etc. tiene que ser muy bueno.

Yo no soy capaz de subir ya fotografías hechas con el móvil a Instagram porque se puede perjudicar toda una imagen.

Retrato2_Chef_Marga_Coll_Miceli

Chef Marga Coll. Restaurante Miceli.

¿Cuáles son tus referentes en la fotografía gastronómica?

Para mí el gran referente el Francesc Guillamet. He leído y visto todos sus libros, sus diseños… Me impresiona por la simplicidad con la que es capaz de transmitir.

En Mallorca hay mucha demanda y poca oferta de fotógrafos. Nando Esteva es el referente de la fotografía gastronómica en la isla.

¿Qué fotografías no deben faltar en la web de un restaurante?

Yo recomendaría, lo primero, una imagen del propio chef. Una imagen que transmita su esencia. También considero muy importante el equipo de cocina. Se suele dar mucha importancia al chef pero el equipo que está detrás es igual de importante. También creo que es esencial que se vea al equipo de sala y sobre todo la comunicación que hay entre la cocina y la sala. Debemos transmitir esa historia: desde que se está haciendo la mise en place en cocina, cómo le pasa el plato al equipo de sala y cómo llega a la mesa.

Tampoco puede faltar la fotografía del ambiente, el restaurante, etc.

 

Deja un comentario

comentarios

Compartir:

logo_bdi_new

Suscríbete para recibir la newsletter semanal con las noticias de Barra de ideas

¡SUSCRÍBETE!