Llega a España la fiebre del brunch

2582
0
Compartir:
brunch

Una nueva oportunidad de negocio para hoteles y restaurantes

Se habla cada vez más del brunch, que al igual que el afterwork, es una nueva tendencia que está llegando a nuestro país pero… ¿sabes de qué se trata exactamente?

El brunch es una práctica muy arraigada en los países anglosajones. La palabra viene de una fusión entre el desayuno (breakfast) y el almuerzo (lunch). Habitualmente se hace el fin de semana, cuando uno se levanta más tarde y ya no es hora de desayunar pero quizás es demasiado pronto para comer.  Especialmente los domingos se dirige a familias que quieren desayunar y comer al mismo tiempo, aunque por su contundencia y la hora en la que se consume, se acerca más a un almuerzo temprano que a un desayuno tardío… siguiendo las tendencias de los países europeos en los que se come bastante antes que en España.

Cada vez son más los establecimientos que incluyen en su oferta gastronómica de fin de semana esta opción que, al contrario de lo que se podría pensar, no tiene su público mayoritario entre los turistas, sino que empieza a ganar muchos adeptos entre los españoles en general, especialmente los jóvenes.

Al principio, este típico bufet anglosajón llegó a España asociado a los hoteles de lujo y a los restaurantes de segmento alto como un servicio premium que ofrecían a sus clientes extranjeros. Pero se está generalizando el concepto, y cada día son más los restaurantes de gama media que se suman a esta tendencia durante los fines de semana, para atraer un nuevo perfil de clientes.

El concepto del brunch es internacional, pero cada país lo está personalizando y adaptando a sus tradiciones culinarias y a sus horarios: si en los países anglosajones es más temprano y se suele servir desde las 10h de la mañana hasta la 13h del mediodía, aquí lo hemos importando para colocarlo a nuestra hora del almuerzo, ya que suele tomarse entre las 11h30 y las 16h.

El público de los brunchs es muy heterogéneo: desde parejas jóvenes que quieren disfrutar de una experiencia gastronómica diferente, hasta comidas familiares con padres, niños y abuelos incluidos.

Ideas para un brunch exitoso: ambientación musical y ubicación especial

–          La peculiaridad del brunch es que permite tomar platos típicos del desayuno a la hora del almuerzo. Si en su composición algunos platos no pueden faltar, existen múltiples versiones de esta tendencia, como los brunchs temáticos que mezclan influencias españolas, japonesas, chinas, africanas, peruanas, vascas, etc. Esto permite ampliar la oferta de un restaurante, y enriquecer la cultura gastronómica de los clientes, ofreciéndoles comida característica de un país o una región.

–          Por norma general, el formato de los brunchs suele ser el buffet libre más que a la carta, aunque también puede ser una mezcla de las dos modalidades. Lo más normal es que todos los platos y productos estén expuestos y que sea el mismo comensal el que se levante y vaya cogiendo lo que más le apetezca en ese momento, pudiendo repetir de lo que quiera. Además, la cocina en directo suele ser un elemento característico de los brunchs de alto standing.

–          Además del aspecto puramente gastronómico, el sitio, el contexto y el servicio que acompaña al brunch juegan un papel determinante. La ambientación es tan importante como la calidad de la comida: el restaurante debe tener un buen servicio acorde a las exigencias del buffet libre y una decoración agradable para que los clientes se sientan tan a gusto como si estuvieran en casa.

–          Los restaurantes tienen que aprovechar todos sus recursos para dar un valor añadido a su oferta gastronómica del brunch. Un ejemplo es buscar un sitio diferente y menos habitual para servirlo, como pueden ser las terrazas. Es el caso tanto del restaurante Veranda como el del Hotel Palace de Barcelona. El Hotel InterContinental de Madrid, por ejemplo, monta su brunch en su hall.

–          Para personalizar y diferenciar aún más la oferta del brunch, muchos locales tienen música ambiental en directo o incluso, para los establecimientos de gama más alta, servicios de guardería para que los padres puedan pasar unas horas tranquilas.

–          Ahora, lo último para los hoteles que disponen de un spa, es proponer un sprunch… un pack combinado de spa + gastronomía. Consiste en realizar primero una sesión de relax en el spa y completarla degustando un brunch.

Los hábitos de consumo cambian y llegan nuevas tendencias como el brunch, que al igual que el afterwork, ofrece la oportunidad a los negocios de cubrir un espectro horario más amplio. Tanto los hoteles como los restaurantes que quieren atraer clientes en horarios en que desciende el consumo pueden ofrecer un servicio más barato que un almuerzo, por eso, cada vez son más las empresas que invitan a sus clientes y colaboradores a este tipo de buffet para reuniones de trabajo.

Otra buena idea si estás buscando nuevas formas de hacer negocio con el cliente de oficina…

Deja un comentario

comentarios

Compartir:

0 comments

  1. Alicia Jaramillo 27 mayo, 2015 at 14:08 Reply

    He escuchado mucho sobre el famoso Brunch y no entedendía muy bien de qué trataba. Considero que es una excelente oportunidad para que los restaurantes aprovechen esta nueva tendencia en alimentos y propongan ideas de Brunch más completos , para aquellos como yo que preferimos esperar un poco más para el primer alimento del día.

Deja un comentario

logo_bdi_new

Suscríbete para recibir la newsletter semanal con las noticias de Barra de ideas

¡SUSCRÍBETE!