Renueva la carta de vinos: los millennials llaman a tu puerta.

2018
0
Compartir:
MILENNIALS 2

Irene Santos | Barcelona

El objetivo es llegar al mercado millennial (los nacidos entre 1980 y 1995 aproximadamente): un trozo del pastel de target para el sector vitivinícola y de la restauración nada despreciable. Y es que se calcula que en España la generación de los millennials la forman alrededor de ocho millones de jóvenes, 51 en Europa. “Los millennials representan el presente y el futuro tanto para los hosteleros como para las  bodegas. Son la próxima generación de consumidores y todo el sector es consciente de la necesidad de adaptarse a ellos”, precisa Philippe Ortega, director general de comercial y marketing de Pernod Ricard Bodegas.

A pesar de esta irrupción, hay un hecho que marca el crecimiento del sector y sus efectos en la restauración: en nuestro país, el mayor consumo de vino corresponde al grupo de personas mayores de 50 años, la generación del “babyboom”.  Aún no se ha producido el relevo generacional… pero todos los indicadores señalan que los millennials llaman a la puerta. ¡Y tu negocio debe estar preparado!

Es una generación que aprecia la marca, el diseño, la innovación, la ecología y la personalización… Por ello, ¿Qué no puede faltar en la carta de vinos de tu restaurante si los millennials son tus potenciales clientes? Algunas claves:

  • Buscan lo mejor. El tópico por el cual los vinos de calidad no pueden llegar a ser demandados por los más jóvenes ha quedado desfasado. Lo dicen los expertos, y las cifras lo certifican. “La gran pregunta es: ¿qué vino demanda un millennial? No es una pregunta fácil de responder, pero sí existen unas pautas generales que la industria ha detectado. Un millennial busca fundamentalmente lo mejor, pero priorizando entre calidad y precio. Además, le gusta innovar y probar nuevas experiencias, que enseguida transmitirá a sus amigos, tanto si es una experiencia positiva como si es negativa”. Pierre-Yves Dessevre, director de Bodega de Dehesa del Carrizal, destaca, así, los elementos que hay que valorar si lo que se desea es acercarse a este público.
  • Les gusta innovar. Ser los primeros en probar nuevos vinos y recomendarlos a sus amigos o familiares.
  • Prefieren sabores jóvenes y frutales. Vinos buenos, que entren bien. En tu carta no puede faltar una selección de vinos ecológicos, embotellados de manera sostenible. Preferible si las etiquetas se caracterizan por un grafismo rompedor, y a ser posible con nombre pegadizo. ¡El vino también entra por los ojos!  Desde las bodegas, nos lo narra Philippe Ortega, director general de comercial y marketing de Pernod Ricard Bodegas, son conscientes de ello “Los millennials son una generación que da mucha importancia a la sostenibilidad y a la responsabilidad. Por lo tanto, se preocupan por el tipo de etiqueta, por el material con el que están hechas, qué se utiliza para la elaboración del vino, cuál es el impacto que el peso de la botella tiene en la huella de Co2 del producto, etc.”

LECTURA RECOMENDADA: Tendencias 2017: cocina sana y productos ecológicos.

  • Este público joven y cosmopolita, es poco dado a ciertas liturgias y tecnicismos; sabe lo que quiere y que está dispuesto a pagar por ello si le aporta una identificación con la marca y un valor diferencial.  Les gusta disfrutar del vino de una manera lúdica, sencilla, sin tecnicismos y “es ahí –resalta Ortega,  de Pernod Ricard Bodegas- donde el sector tiene un amplio margen de mejora”.
  • Hay que tener en cuenta que es una generación que se comunica a través del Smartphone. Un millennial, además, se fía mucho de lo que le dicen sus amigos (o terceras personas) en redes sociales, foros y blogs. Cerciórate de que la selección de tu carta de vinos tenga una posición privilegiada en estas redes sociales.  Pierre-Yves Dessevre, director de Bodega de Dehesa del Carrizal matiza que “el proceso puede ser el siguiente: mira el móvil y descubre que alguien ha subido una foto a Facebook tomando una copa de vino con un comentario positivo, busca la marca de vino….todo esto en el rato que está esperando a que llegue el vagón del metro. Un comportamiento que la industria del vino está teniendo muy en cuenta”.

“Todo esto supone un cambio de paradigma profundo – finaliza el director general de comercial y marketing de Pernod Ricard Bodegas-  al que desde el sector de la restauración y de las bodegas nos estamos adaptando”.

Deja un comentario

comentarios

Compartir: