Restaurante eco (de verdad), un negocio en auge.

Compartir:
el-huerto-de-lucas-7-710

1/7

Alba de Javier | Barcelona

Fue el griego Hipócrates quién nos regaló una gran enseñanza: “tu mejor medicamento, una buena alimentación”. El aumento de alergias, intolerancias y enfermedades ambientales dotan hoy, si cabe, de más sentido a estas palabras. Se calcula que el 15% de la población tiene Sensibilidad Química Múltiple (SQM). Una de ellas es la doctora Pilar Muñoz Calero, a quien, como al resto de afectados, los componentes tóxicos de cualquier producto –aunque sea en niveles muy bajos– le producen hipersensibilidad. Muñoz Calero es el alma mater de El huerto de Lucas, un espacio donde “comer rico y saludable” se adereza con la divulgación de valores como la sostenibilidad, el respeto al medio ambiente y la producción en ecológico. Un concepto diversificador, del que nos habla su directora, Paloma Villaamil.

Hoy triunfa entre los amantes de la vida eco, pero ¿cómo nace la idea de creación de este espacio?  

El Huerto de Lucas abrió sus puertas en abril de 2014. Nació por la necesidad real de crear un espacio libre de tóxicos dónde las personas afectadas por Sensibilidad Química Múltiple pudieran disfrutar de una comida con amigo y por supuesto también adquirir productos ecológicos y aptos para ellas. Fue fundado por la Dra. Pilar Muñoz-Calero, quién, afectada por la misma patología, redirigió sus estudios de medicina en la búsqueda de soluciones para una enfermedad tan desconocida. Muñoz-Calero siempre recuerda que tenemos que ser conscientes de que “somos lo que comemos”, y comer sano y ecológico no debería ser un privilegio sino un derecho.

Concebido como una bocanada de aire fresco en pleno Madrid… ¿hay que seguir apostando por la divulgación del binomio “comida y salud”?

En el momento de la inauguración, un número importante de afectados por enfermedades medioambientales encontraron un lugar dónde disfrutar, pero sin tener que estar constantemente preocupados por lo que están consumiendo e incluso el aire que están respirando.

En cuanto al público más general, la iniciativa ha tenido muy buena acogida y sentimos que día a día también está repercutiendo en los propios hábitos de los clientes. Esto es debido a la labor de divulgación gracias a charlas, también de la propia Pilar Muñoz-Calero, quien, con frecuencia, dedica su tiempo a conversar con nuestros clientes sobre la importancia de los alimentos que consumimos y sobre nuestros hábitos de vida cotidiana.

Lectura recomendada: Lleva al huerto a tus clientes.

¿Cuál ha sido la respuesta por parte del cliente? ¿desarrollan actividades paralelas?

Desde el minuto cero, la respuesta por parte del cliente ha sido sensacional. Muchos clientes se sorprenden de la amplitud del espacio y de nuestro jardín colgante, nuestro peculiar filtro para depurar el aire.

No importa la hora del día: desayunos, almuerzos, meriendas, cenas, siempre está lleno. Además, entre semana realizamos actividades divulgativas, con una acogida espectacular, actualmente contamos con nuestro propio festival de cine medioambiental de la mano de Another Way Film Festival que está siendo un éxito total, tanto por los documentales elegidos cómo por los ponentes que participan en el coloquio al finalizar la proyección.

¿Dónde creen que reside el éxito de la propuesta del restaurante? ¿Qué potencian, además, o como complemento, de la materia prima utilizada en la realización de cada uno de los platos?

La preocupación por la salud y el bienestar son las bases fundamentales de nuestro negocio y, por tanto, la clave de su éxito. El Huerto es un espacio para comer rico y saludable y el espacio ideal para divulgar los valores de la sostenibilidad, el respeto al medio ambiente y la producción en ecológico. Nuestra filosofía se construye sobre tres pilares:

–    Sólo servimos productos 100% orgánicos de nuestro mercado, que proporcionan el máximo sabor y valores nutricionales y que, además, son producidos con un uso racional de los recursos naturales y sin productos químicos ni contaminantes.

–    Apostamos por productos frescos y ecológicos que garantizan una alimentación sana y respetuosa con el medioambiente y siempre certificados.

–    Promovemos un estilo de vida saludable que también contribuye a crear un mundo más consciente, responsable y, sobre todo, libre de tóxicos.

Deja un comentario

comentarios

Compartir: