¿Restaurantes “Instagrameables”? Un ejemplo innovador a pie de playa

1065
0
Compartir:
insta adaptada opcion 2

Redacción | Barcelona

Cada vez son más los restaurantes que están utilizando Instagram  dentro de su estrategia de  Social Media Restauranting. La cantidad de contenidos sobre restaurantes y gastronomía en esta red social ha crecido exponencialmente en los últimos años. Según Webstagram, actualmente hay más de 90 millones de fotografías usando el hashtag #food. No es de extrañar, entonces, que los negocios que mayormente están sacando provecho de esta plataforma sean los restaurantes.

Para conocer un poco más acerca de esta tendencia, hemos puesto el foco en Pez Playa, un lujoso hotel Lifestyle ME Mallorca (Baleares), que se presenta como el primer restaurante “Instagrameable” a pie de playa, dando el pistoletazo de salida a lo que podría convertirse en toda una tendencia. O no.

¿En qué consiste la experiencia instagrameable de Pez Playa?

Para empezar, nada más llegar,  un póster poco discreto invita a comprobar el estado de las baterías de los teléfonos. En un restaurante instagrameable es indispensable que los móviles estén bien cargados, y si no lo están no hay ningún problema. En la recepción lo cargan.

Una vez verificado el estado del smartphone, empieza el espectáculo: los camareros proceden a la entrega de unas instrucciones de uso ideadas para que los clientes saquen el máximo partido a las fotografías, grupales o individuales, de la comida que se les va a servir. El restaurante dispone de la luz adecuada y cada mesa está perfectamente iluminada. Esto permite a los comensales hacer la foto perfecta para Instagram.

En la lista de consejos que se dan a los clientes, aparecen ideas como  “una copa de vino o un coctel a medio llenar, que aparezcan objetos personales como un móvil o unas gafas de sol, y cualquier otra cosa que aporte color, como una servilleta o algún elemento decorativo de la propia mesa”.

Por otro lado, y para los amantes de esta red social, invita a sus clientes al coctel y a los golosos al postre después de la comida o cena usando #Ilovepezplaya en sus publicaciones.

Clases “magistrales” de fotografía

La irrupción de esta red social y todo lo que ello puede aportar en la proyección de marca de un restaurante nos conduce, también, a una iniciativa innovadora: la apuesta del Carmel Winery,  restaurante Israelí que ha creado todo un concepto al que ha llamado Foodgraphy. Con la idea de conectar con clientes más jóvenes, más instagramers, ofrecen un menú servido en unas vajillas especiales que permiten hacer fotos de la comida con calidad profesional, acompañado por una clase magistral de fotografía para alimentos. ¿El resultado? Tal y como se puede ver en este vídeo,  400.000 dólares en promoción gratuita apareciendo en medios de todo el mundo y un aumento de 13% en sus ventas.

Contar con una buena estrategia, conocer muy bien tu público objetivo y tener claro el mensaje que quieres transmitir, serán las bases del éxito de la campaña de marketing para tu restaurante en Instagram.

Deja un comentario

comentarios

Compartir: