Freidoras sin salidas de humo: el secreto del éxito de las tabernas de moda.

2796
0
Compartir:
QualityFry-secretos-tabernas-2-710

QualityFry-secretos-tabernas-3-710

Redacción | Madrid

Muchos de los emprendedores que inician sus primeras experiencias empresariales en el sector hostelero se decantan por las franquicias. Marcas reconocidas para el público con estándares de calidad y buena comunicación que suponen un buen impulso para un nuevo negocio.

Algunas de las que mejores resultados están registrando son MasQMenos, Taberna Volapié o La Sureña. Su crecimiento imparable durante los últimos años las ubica en el punto de mira de emprendedores del sector. Pero, ¿cuál es la clave del éxito?, ¿por qué han conseguido buenos resultados?

Cada una de las marcas tiene su propio público y conceptos diferentes, pero en todas hay un rasgo común y esencial para cualquier negocio hostelero, el lugar en el que está emplazado el local. Algunos expertos y profesionales de hostelería le dan a la ubicación del espacio una gran importancia para conseguir el éxito. Sin dejar de lado la buena, gestión, el marketing, la atención, etc.

¿Cómo es posible que este tipo de locales hayan conseguido emplazamientos privilegiados? Los requisitos exigidos para abrir un bar o una taberna son numerosos, pero algunos elementos pueden hacerlo más fácil; por ejemplo, no necesitar una salida de humos. La freidora Fast Chef Elite de QualityFry permite freír patatas, croquetas, aros de cebolla, pescado o cualquier producto sin necesidad de tener una salida de humos.

La cuenta de resultados mejorará con la ayuda de esta nueva máquina que fríe sin humos ni olores, que no precisa de una cocina, ni tan siquiera de una salida de humos o de una campana de extracción.

Según Inés Jiménez, gerente de La Sureña, el negocio ha vivido una transformación positiva: “desde que tenemos Fast Chef Elite nuestro negocio ha cambiado a mejor, nuestras ventas han aumentado mucho”. La gerente de La Sureña destaca también la facilidad con la que se puede realizar todo el montaje. “La instalación de la freidora fue muy sencilla, en una hora ya estábamos funcionando”. Y, por último, le dedica unas palabras también a la calidad del producto final: “Freímos a la vez las patatas y las alitas y el sabor de los productos es el suyo, no se mezclan. La calidad del frito es muy buena, salen muy crujientes”.

David Rey corrobora con sus palabras la satisfacción de los clientes que han instalado en sus negocios Fast Chef Elite: “Desde que tenemos la freidora hemos podido prácticamente duplicar el beneficio de mi negocio”.

Deja un comentario

comentarios

Compartir: